Desde ‘El calvo’ a ‘El día de la Marmota’ pasando por ‘El amor extraterrestre’

La Navidad no sería lo mismo sin las colas para comprar lotería, sin los décimos compartidos, sin el ‘Gordo’ y sin el spot publicitario que anuncia el sorteo. En la última década este anuncio se ha convertido en un icono más de nuestras fiestas navideñas: desde el ‘Calvo’ de la Lotería, pasando por el amor extraterrestre, el Bar de Antonio o la Fábrica de los Sueños.

Hace unos días se presentó el último de los spot que anuncian el Sorteo Extraordinario de Navidad y, echando la mirada atrás, lo que sí podemos constatar es que los anuncios han ido dejando atrás la espectacularidad para ir cada vez más apelando a los sentimientos, a excepción eso sí, del spot del villancico (2013) que cantaban entre otros Raphael o la recientemente fallecida Monserrat Caballé.

El anuncio de 2018: ‘22 otra vez’, el anuncio contra el egoísmo

El de este año, ’22 otra vez’ es un guiño a la conocida película protagonizada por Bill Murray ‘Atrapado en el tiempo’ (el Día de la Marmota) y ha tirado de humor para combatir el egoismo. Juan es un cerrajero egoísta y solitario que termina ‘encallado’ el día 22 de diciembre, fecha en la que se celebra el sorteo. Y acaba ganando siempre. Pese a que su décimo siempre es premiado, no logra ser feliz. Durante el corto, lleva a cabo todo tipo de estratagemas pero no logra escapar de ‘ese día de la marmota’. Al final el anuncio lanza un mensaje claro, ¿de qué sirve ganar un premio si no puedes compartirlo?

La historia de amor extraterrestre (2017), la ilusión de Carmina (2016) y Justino y la fábrica de Maniquíes (2015)

Firmado por Alejandro Amenábar, el anuncio de 2017 trató de ser una especie de cuento de navidad lleno de amor y magia, en este caso, entre un humano y una extraterrestre. El lema parece claro: la suerte tiene que ver más con el amor que con el dinero.

Carmina, profesora retirada, cree que ha ganado el ‘Gordo’ y esa alegría que siente inunda a todos los que le rodean de alegría. Todo el pueblo se une para mantener viva esa ilusión de Carmina, porque al final, la verdadera alegría es poder compartirla con los demás.

El anuncio de 2015 fue quizá uno de los que más nos tocó el corazón en la última década, gracias en parte por la preciosa melodía de esta bella historia de animación. Un guarda de seguridad de una fábrica de maniquíes, que no coincide en horario con el resto de la plantilla, recibe el mejor regalo de sus compañeros: un boleto ganador.

banner-interior-blog

‘El bar de Manuel’, uno de los más emotivos que se recuerdan

El spot de 2014, dirigido por Santiago Zannou, presenta uno de los guiones más emotivos que se recuerdan. Manuel, el protagonista, decide bajar a su bar de siempre a tomar algo, pero no tiene dinero para comprar el décimo que, a la postre, resultará premiado. Pero tienen reservado un boleto para Manuel, porque como acaba diciendo el anuncio “el mayor premios es compartirlo”.

‘El calvo de la Lotería’

El spot de la Lotería de Navidad ha formado parte de nosotros en parte por la popularidad que le dio Clive Arrindell, el ‘Calvo’ de la Navidad, que empezó a repartir su magia en el anuncio de 1998.

El spot tuvo tanto éxito que hasta 2005 no hubo otro protagonista y hasta firmó una cláusula de exclusividad con Loterías y Apuestas del Estado que le impidió aparecer en cualquier otra producción audiovisual entre 1998 y 2006.

Y tú, de los anuncios de la última década ¿a cuál le darías el Óscar a la mejor realización? ¿Y el Razzie a la peor producción?

 

¿Aún no tienes tu décimo de lotería, ¡Date prisa que se agotan!.

Cómpralo aquí. 

Mensajes Recientes

Escribe un comentario